martes, julio 17, 2007

MEMORIAS DE UNA NOCHE ANTERIOR...

Despierto y miro el reloj, comprendo que lleva tiempo sonando la alarma solo porque veo las luces encenderse hasta que poco a poco llega a mis oidos ese sonido que debiera ser un escandalo, a los oidos de otros; pero ahora no hay otros, solo yo.
Miro a mi alrededor y pienso en lo que tardare en limpiar todo el desorden y luego sonrio pensando en que en realidad no tendre que hacerlo pronto, al fin y al cabo es una de las ventajas de vivir sola.
Pongo los pies en el piso y tanteo en busca de mis pantunflas, pero no estan, apoyo los pies sientiendo lo frio del piso y eso me hace sentir un dolor agudo que me recorre las piernas hasta llegar a la cabeza, semejante a lo que hace una bebida helada con la nariz y luego con las sienes. Esta leve comparacion salta hacia otro recuerdo todavia mas fresco, la de la noche anterior.
Camino lentamente hacia el baño y a mi paso el dolor de cabeza aumenta, apenas y puedo recordar la noche anterior, pero se que ha estado lo suficientemente salvaje como para poder sonreir a pesar de todo lo que siento. Sigo caminando mientras sonrio y pienso en lo largo que se ha vuelto el pasillo que me lleva al lavabo. Siento ligeras nauseas y trato de ocntrolarlas, sigo caminando demasiado lento y no tengo animos de aumentar mi velocidad mucho menos de correr.
Me lavo la cara y comienzo a vestirme, me maquillo y mis ojos vuelven a brillar, voy hacia el trabajo, tratando de descifrar la noche anterior, pero se que tradaré en hacerlo, sobre todo cuando ha sido una noche solitaria llena de alcohol y sin compañia que te recuerde al dia posterior todas las locuras que cometiste.
Llego al trabajo y desato mi lista de pendientes, uso mi mejor cara de inocente y me convierto en la empleada modosita, recatada, simple, atenta, sonriente y complaciente que todo jefe quiere. Olvido la noche anterior en el transcurso del dia y aprendo a vivir sin usar la memoria.
La memoria nos abandona cuando sabe que no podemos vivir junto a ella... y se que puedo vivir sin esos recuerdos...

2 comentarios:

Cyrus dijo...

Tomar Sola... huyy eso es malo... asi es vivir solo tiene sus ventajas y desventajas.. pero realmente no estas solo o sola... aun te tienes a ti

Anónimo dijo...

Además de estrenarse a la Silvia Pinal y su célebre Viridiana, Luis Buñuel solía meterse solo a las cantinas y tomar una silla sola en un rincón solitario de la barra, pedir sólo una botella y un vaso y beber, solitariamente, uno a uno, los sorbos vertidos previamente en solitario. Según el cineasta y sibarita, beber debía ser el arte de estar sólo en compañía de tu copa, para platicar con ella y obtener así las respuestas que nadie más te puede dar...
Y en cuanto al licor, dicese que te saca todo lo que tienes dentro de ti. Por eso al beber, al José María reprimido le sale lo María José, a algunos les sale el Mamón de la Pistola, etc, etc. Finalmente, recuerda que los problemas de la vida son como un vino amargo. Puede saber de la chingada, como un Cabernet Sauvignon... pero finalmente no deja ser vino. Y del bueno. Saluuuuuuuuud!!!
(Y quién escribió esta chingadera? Pues el pollo que más te admira---PO YÓÓÓÓÓÓ!!!!--(oSITO VENGADOR reloAD)